domingo, 24 de noviembre de 2013

Demostrar el trabajo

Esta segunda parte de la capacitación se logra de acuerdo con lo siguiente.

Explicar e ilustrar, una a una las fases más importantes. La explicación e ilustración se hará conjugando lo teórico, es decir, mostrar prácticamente la tarea que se pretende enseñar.

Ilustrar la explicación se refiere a complementarla con esquemas, planos, ejemplos gráficos, si es necesario con películas y proyecciones de transparencias. Resaltar cada punto clave. Los puntos clave son todas aquellas cosas que se necesitan saber para ejecutar el trabajo correctamente. Dicho de otra manera, son todas las explicaciones que se refieren a cada una de las fases importantes, el porqué, el cómo y las consecuencias de las mismas.

Instruir clara, completa y pacientemente. Para explicar claramente, es necesario emplear el lenguaje del aprendiz, evitar toda desviación del tema para no confundir al instruido y poner especial cuidado de no olvidar detalles que para el aprendiz pueden ser de suma importancia y de mucha ayuda. La instrucción debe ser completa.

Si se pierde la paciencia al estar instruyendo, es muy fácil que el empleado no asimile todo lo que se le ha enseñado, por estar en tensión y los esfuerzos por prepararlos serán nulos.

Demostrar únicamente lo que puede asimilar. Debe ser exactamente la explicación que se requiere y no en exceso, por que el aprendiz puede desviarse y olvidarse de lo más importante de la operación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario