lunes, 25 de noviembre de 2013

Comprobación de lo aprendido

En este caso el supervisor se da cuenta del grado en que el trabajador ha asimilado lo enseñado, lo cual se logra mediante lo siguiente.

Ejecutar la operación para corregir errores. La ejecución debe hacerse después de terminada la instrucción. Es conveniente dejarlo actuar solo, para que construya la operación y con ello acabe de grabar la enseñanza.

Corregir los errores. Si los errores cometidos son leves, es recomendable no interrumpir al empleado mientras está construyendo la operación que se enseño; pero si se considera que el error puede crear un mal hábito, lo indicado es corregirlo inmediatamente al ocurrir.

Se explicarán los puntos clave mientras repite la operación. Cuando se vaya a cometer un error que represente un peligro para el empleado o para el equipo para el que se está instruyendo, debe evitarse.

Que explique los puntos clave mientras repite la operación. Pidiendole que explique el por qué de lo que hace.

El instruido contestará preguntas para asegurarse de que aprendió. Preguntas como, Por qué hace esto?, Cuál es el objetivo de hacer esto?, etc., son ejemplos de cómo debe preguntarse. No se deben hacer preguntas que contesten si no, porque no indican si realmente sabe.

Continuar la práctica hasta asegurarse de que aprendió y felicítelo. El punto indica que no se debe dejar al aprendiz hasta que esté en condiciones para poder trabajar solo. Asimismo, reconocer sus méritos por el esfuerzo realizado, señalandole los aspectos sobresalientes de su aprendizaje.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario